Diez mandamientos para volar barato

Buscador Vuelos

Los chollos no existen en fechas en las que la gran mayoría de la gente quiere viajar en avión. No es lo mismo volar a Roma en Semana Santa que hacerlo una semana antes.

Mira el vuelo de vuelta un día después de tu fecha límite, ya que puede existir un vuelo nocturno o a primera hora de la mañana que te permita llegar al trabajo con el tiempo suficiente.

Si tus fechas y horarios de vuelo no son flexibles compra con la mayor antelación posible tus billetes porque éstos tienden a ir subiendo según se aproxima la fecha de salida. Aunque también puede ocurrir que las compañías aéreas saquen alguna oferta de última hora.

Compra tu billete con un con mes de antelación y conseguirás un precio mejor que si lo haces en el último momento, no tiene por qué ser un chollo pero si mucho más económico.

Los horarios más demandados son los fines de semana por el tráfico de ocio y de lunes a viernes por la gente de negocios. Por lo tanto los días más baratos para volar son los martes, miércoles y sábados en horario de medio día y madrugada.

Cuando hagas tu búsqueda en mirayvuela no dejes de utilizar nuestra tabla horaria. Sabrás en un instante cuál es el precio más barato según las franjas horarias del día: mañana, medio día, tarde o noche.

Se flexible con las fechas y vuela cuando nadie lo hace.

Si vuelas la ida con una compañía aérea y la vuelta con otra puedes obtener un precio más económico que si vuelas los dos trayectos con la misma aerolínea. Pero atento, ya que en alguna ocasión tendrás que pagar dos veces los gastos de gestión de la agencia o aerolínea.

Busca todas las posibilidades, compara y decide como comprar tu billete.

Las compañías de bajo coste fueron los pioneros en flexibilizar las tarifas con el modelo de precio por trayecto. De este modo no te obligan a pasar noche de sábado o a una estancia mínima en destino, cosa que hacían las compañías tradicionales para que el vuelo tuviera descuento.

En la actualidad, tanto las compañías low cost como las tradicionales permiten combinar vuelos de ida a un precio en promoción con vueltas igualmente baratas (excepto en vuelos intercontinentales).

Hay compañías aéreas, normalmente de bajo coste, que vuelan a aeropuertos secundarios, como Luton en Londres. Así abaratan costes y por eso sus billetes son más económicos. Además estos aeropuertos suelen estar bien comunicados con las grandes ciudades, eso sí, infórmate antes ya que a veces el transporte al centro de la ciudad es casi más caro que el propio billete.

En mirayvuela te mostramos los aeropuertos cercanos para que puedas elegir donde volar.

La filosofía de la mayoría de las compañías de bajo coste es ofrecer los mismos servicios que las compañías tradicionales sin tener que aumentar el precio de sus billetes.

Tienen menor coste de operación pero no por ello menor calidad en la seguridad de sus aviones. De hecho, habitualmente estas compañías tienen flotas más modernas que una gran parte de las compañías regulares.

Aprovecha las ventajas que te ofrecen y busca vuelos operados por compañías low cost, no notarás ninguna diferencia.

Analiza primero si el aeropuerto al que quieres volar tiene un gran flujo de viajeros desde otro origen.

Por ejemplo en la ruta Londres-Nueva York, se pueden encontrar precios que jamás imaginaríamos desde un aeropuerto español. Combina un vuelo low cost desde nuestra ciudad de España a Londres con otro de bajo precio entre Londres y Nueva York y ahorra dinero.

Eso sí, esta forma de viajar está recomendada para pasajeros experimentados y con dominios de idiomas…

Aunque solo necesites un vuelo de ida busca todas las combinaciones posibles, ya que puede ocurrir que encuentres un vuelo de ida y vuelta más barato. Esto es frecuente sobre todo en vuelos intercontinentales.

Busca tu vuelo en mirayvuela indicando una vuelta ficticia, que luego podrás utilizar o no según tus necesidades.

En un vuelo con escala si el primer trayecto sufre algún retraso cabe la posibilidad de perder la conexión. Por este motivo recomendamos que todos los trayectos estén emitidos en el mismo billete y con la misma compañía, para que en caso de pérdida del vuelo, la aerolínea pueda ofrecer un vuelo alternativo de conexión.

Intenta que el tiempo entre un vuelo y otro sea superior a una hora, y que los vuelos que conexionan lo hagan desde la misma terminal, ya que en aeropuertos grandes, tener que desplazarse puede hacer perder mucho tiempo.